80 aniversario de Auto Union

El 29 de junio de 1932, se produjo la fusión entre Audi, DKW, Horch y Wanderer, una asociación que dio origen a Auto Union AG. Posteriormente, en 1949, se creó Auto Union GmbH, que se fusionó con NSU en 1969, dando origen a la compañía Audi NSU Auto Union AG, renombrada en 1985 como AUDI AG. Los cuatro aros del anagrama de Audi simbolizan la unión de las cuatro compañías que dieron origen a la formación de Auto Unión AG hace ahora 80 años.

Auto_union

Para evitar la competencia dentro del nuevo grupo automovilístico, a cada una de las cuatro marcas, cuyos nombres se conservaron, le fue asignado un segmento específico del mercado. Así, DKW siguió con su especialidad, fabricando motocicletas y coches pequeños de tracción delantera. Sus modelos F 2, 4, 5, 7 y 8 se convirtieron en los más populares de Alemania en la década de los años treinta, alcanzando un cuarto de millón de unidades vendidas.

Wanderer, que ya utilizaba en sus modelos un nuevo motor de árbol de levas en cabeza con el bloque de cilindros realizado en aleación ligera diseñado por el Profesor Porsche,   se encargaría de los vehículos populares del segmento medio, para los cuales se desarrollarían nuevos y modernos esquemas de suspensión y variantes de carrocería. 

auto_union

Horch, cuya reputación por construir automóviles exclusivos se remontaba a varias décadas, se encargó de la parte más alta de la gama: en 1937, su cuota de mercado superaba el 50 por ciento en la categoría de motores de más de 4 litros. Por su parte, bajo la nueva identidad corporativa de Auto Union, Audi desarrollaría modelos de tamaño medio caracterizados por su concepción innovadora, y por la aplicación de lo último en tecnología.

Auto Union AG, con sede en la localidad de Chemnitz, llegó a convertirse en el segundo mayor fabricante de vehículos de Alemania, gracias a una fusión cuyos principales beneficios fueron la centralización de recursos en distintas áreas, como administración, pruebas, ventas o marketing, lo que permitió crear una estructura sumamente competitiva. Entre 1933 y 1939, sus ventas consolidadas se incrementaron desde los 65 millones hasta los 276 millones de marcos, aumentando su plantilla desde los 8.000 a los más de 23.000 trabajadores. En 1938, la producción de Horch era el doble de la que tenía en el año de la fusión, mientras que la de Wanderer era más de cinco veces superior, y el total de automóviles de DKW había subido hasta un nivel diez veces mayor.

Auto Union AG también revolucionó el mundo de la competición automovilística. Para dar a conocer rápidamente la compañía se encargó al Doctor Ferdinand Porsche el desarrollo de un automóvil de carreras con un motor de 16 cilindros. Nacían así las “Flechas de plata”, un apodo que tiene su origen en el color plateado de la carrocería de aluminio de los Auto Union de carreras, que iban sin pintar para ahorrar peso. Los Auto Union Tipo A, B, C y D dominaron las carreras y los récords de velocidad en los años treinta, con una concepción técnica muy avanzada, y con pilotos como Hans Stuck, Bernd Rosemeyer o Tazio Nuvolari. 

La existencia de Auto Union AG se prolongó durante 16 años. La Segunda Guerra Mundial puso freno a este desarrollo, al recibir la compañía instrucciones oficiales para dedicar  sus operaciones productivas  las demandas de la guerra. Tras el final de la guerra, las plantas de producción de Auto Union AG fueron expropiadas y desmanteladas por las fuerzas de ocupación soviéticas, y una parte de los altos directivos de la compañía se trasladaron a Baviera, donde en 1949 fundaron Auto Union GmbH, con base en Ingolstadt, precursora de lo que hoy en día es AUDI AG.

auto_union

Se aseguraba así la continuidad de la tradición automovilística que simbolizaba el emblema de los cuatro aros, un emblema que permaneció tras la fusión en 1969 de Auto Union GmbH y NSU, para dar origen a Audi NSU Auto Union AG, cuyas oficinas centrales se instalaron en Neckarsulm. Hans Bauer, miembro del departamento de publicidad de la recién creada compañía, fue el creador dos años más tarde de una la frase que  con el tiempo se convertiría en un ingenioso eslogan publicitario: “A la vanguardia de la técnica.”  

Una frase que representaba la variedad de conceptos técnicos que por aquel entonces reunía la gama de productos de Audi NSU Auto Union AG, que apenas dos años después de su creación ya contaba con un catálogo que reunía hasta diez gamas de modelos, con soluciones tan variadas como la tracción delantera de los Audi o la propulsión trasera del NSU Prinz, el diseño futurista y el motor rotativo Wankel del NSU Ro 80 o el chasis ligero del Audi 100. 

Desde 1977, año en el que salió de la cadena de producción el último vehículo NSU, la compañía se dedico exclusivamente a fabricar automóviles Audi. Esta compañía fue renombrada en 1985 como AUDI AG, trasladando de nuevo su sede a Ingolstadt. Y, aunque a mediados de los años 80 surgieron distintas variaciones de aquel eslogan que aparecía en todos los catálogos de Audi NSU Auto Union AG, ninguno de ellos mejoró la versión original. 

 

 

Si te gusta, comparte o vota este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInMenéame
 

Comenta nuestra noticia o artículo


Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política